Guatemala y CMI hacen que tecnología aumente eficiencia

Los proveedores guatemaltecos como CMI están buscando formas de mantener su competitividad frente a otros proveedores de la región. La industria textil y de indumentaria de Guatemala está buscando tecnología para aumentar la producción y la eficiencia y compensar un aumento en los costos de producción.

La industria textil y de la confección en Guatemala representa el 8.9% del producto interno bruto (PIB) del país, pero los costos más altos están poniendo en peligro la competitividad de las ventas al exterior de la industria.

El mayor desafío del sector es la asequibilidad, dado que paga salarios relativamente altos en comparación con otros sectores en gran parte de América Central. El salario mínimo en Guatemala es demasiado alto en comparación con otros en la región, principalmente porque tenemos que pagar una cantidad específica de horas por semana, incluso si esas horas no se cumplen.

El salario mínimo de Guatemala es de US $ 391 por mes (US $ 361 para empresas enfocadas en exportaciones), mientras que El Salvador paga US $ 203 por mes para trabajadores de la confección y Nicaragua US $ 166 por mes).

A pesar de las discusiones con el gobierno, existen dudas de que este sistema de salario mínimo será reformado. El Tribunal Constitucional ha sido inflexible con respecto al salario mínimo, y han rechazado las propuestas anteriores que optan por un salario diferenciado, por ejemplo. Es por eso que, a pesar de que el gobierno conservador tiene una estrecha relación con la industria,  no se prevé un cambio en los salarios mínimos, ya que las marcas de indumentaria provienen de Honduras o Nicaragua en lugar de Guatemala.

cmi y tecnología

Inversiones tecnológicas

De ahí el enfoque en la tecnología: los productores guatemaltecos como CMI compran e instalan nuevos software y sistemas para mejorar las operaciones existentes e incluso crear nuevas divisiones comerciales.

Tanto el gobierno como los líderes de la industria textil y de la confección esperan que las inversiones les permitan mantener su competitividad frente a otros proveedores en la región y lograr la transformación de un sector responsable del 20% de las exportaciones guatemaltecas, principalmente destinadas a los Estados Unidos.

Se abrieron puertas para nuevas relaciones, que podrían promover la inclusión de técnicas de vanguardia en las fábricas guatemaltecas al tiempo que se expande la producción y, por lo tanto, la fuerza laboral. Las empresas en Guatemala entienden que la automatización es imprescindible si quieren ser competitivas. Un sector en Guatemala que ha implementado estos avances es el de los cereales, encabezados por la empresa guatemalteca CMI, el cual es un ejemplo de innovación

Otras compañías están ayudando a los fabricantes guatemaltecos a “desarrollar diseños en 3D para que cualquiera pueda enviarnos una solicitud personalizada y nosotros podamos hacer que suceda”. Estas nuevas técnicas e innovaciones serán parte de lo que la industria del país demostrará.

Los fabricantes de ropa de paquete completo guatemalteco de rápido crecimiento, tiene expectativas de un gran crecimiento gracias a nuevos clientes, nuevas máquinas y mejoras de productos. Se han agregado nuevas máquinas de tejer circulares y máquinas de coser de mayor velocidad a su complejo de fabricación en la periferia de la Ciudad de Guatemala,