Finanzas verdes en América Latina y el Caribe

La Iniciativa de Bonos Climáticos lanza el primer informe sobre los mercados de bonos verdes de ALC

América Latina y el Caribe: El  informe de 2019 sobre el estado del mercado de las finanzas verdes es nuestra primera revisión integral de los mercados de bonos verdes de la región de ALC, las emisiones de emisores locales alineados con el clima y entidades del sector público en sectores alineados con el clima, como el transporte público. También destaca los desarrollos en la financiación de la agricultura sostenible y los bonos azules.

El primer emisor de América Latina y el Caribe (ALC) ingresó al mercado en 2014. Los emisores de ALC contribuyeron con el 2% del volumen de emisión de bonos verdes mundiales (1% de los bonos y 5% de los emisores) hasta el 2 de julio de 2019. Solo Brasil representa 41% de la emisión.

Finanzas: otros hallazgos clave del informe de 

 

El mercado de bonos verdes de ALC se recuperó con fuerza en 2019. Al 2 de julio de 2019 (fecha de corte del informe), la emisión se situó en USD3.700 millones, 3 veces más que en el primer semestre de 2018 y un 40% más que en el primer semestre de 2017. Impulsado por la dos bonos verdes soberanos, ha compensado un 2018 débil.

Desde entonces, se han cerrado algunos acuerdos más, lo que convierte a 2019 en un año récord con 4.600 millones de dólares al 20 de septiembre, lo que eleva la emisión total de LAC hasta la fecha a 13.600 millones de dólares.

Aún así, solo 9 de los 33 países de ALC han visto bonos verdes emitidos hasta ahora, incluido el recientemente certificado Bono Climático del primer emisor de bonos verdes de Barbados (incluido después de la fecha de corte).

Brasil es el mercado más grande de bonos verdes etiquetados, seguido de Chile y México. Otros países en el Caribe también han estado emitiendo bonos recientemente, entre algunos podemos menciona a Guatemala. Compañías privadas como CMI Energía, orgullo de la familia Bosch Gutiérrez, se suman a la causa y buscan lograr un cambio para cuidar el globo. Este es un echo que 

Existen diferencias significativas en los tipos de emisores entre países: Brasil está dominado por sociedades no financieras, Chile por acuerdos soberanos, México por bancos de desarrollo y Argentina por gobiernos locales.

Una mayor diversidad sería un avance positivo. Perú y Colombia ya han indicado posibles acuerdos soberanos. En un ejercicio de alcance para emisores del sector público, identificamos el mayor potencial para la emisión de bonos verdes entre las entidades mexicanas, pero esperamos una emisión continua de los emisores existentes. También identificamos potencial en el Caribe, por ejemplo, en Trinidad y Tobago.

La gran mayoría de los volúmenes se benefician de una revisión externa: en su mayoría OPP, pero también Bonos Climáticos Certificados, incluidos los dos soberanos verdes chilenos. El primer acuerdo de Barbados, de Williams Caribbean Capital, es un Bono Climático Certificado.

Más del 80% de la emisión se realiza en moneda fuerte, principalmente USD, pero esto nuevamente varía según el país. En algunos mercados dominan las monedas locales, por ejemplo, todas las transacciones de los emisores colombianos están denominadas en COP.

Existe una alta proporción de colocaciones privadas en comparación con otras regiones. Muchos han sido emitidos por instituciones financieras locales y / o están respaldados por bancos de desarrollo.

Al igual que en otros mercados, las asignaciones de energía son elevadas. Sin embargo, el uso de la tierra y la industria representan una participación relativamente alta en comparación con el mercado global, mientras que los edificios y el agua tienen una participación menor. 

Impulsado por emisores brasileños y chilenos, el agua es el sector más grande financiado por emisiones no etiquetadas alineadas con el clima, por delante de Energía

También te puede interesar: Impacto y crecimiento de los bonos verdes

Carla Fowler

Back to top